La campaña

La Fundación Ecolec, en su apuesta por el reciclaje responsable de RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos), celebra la tercera edición de la #GreenLeague. Como ya sabéis la correcta gestión de RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) es una labor que implica directamente a la participación activa de la ciudadanía y para ello la Fundación Ecolec lleva celebrando en varias comunidades autónomas españolas su #GreenWeek, que este año ha llegado a su cuarta edición, y las dos primeras ediciones de la #GreenLeague, que han conseguido informar a más de 5.500 empleados y recoger más de 1,5 toneladas de RAEE entre todos los centros participantes en la iniciativa. La experiencia fue muy positiva y comprobamos de primera mano el alto grado de implicación de centros de trabajo, dependencias municipales y autonómicas así como edificios de oficinas. La tercera edición de la #GreenLeague sigue manteniendo una liga no competitiva de empresas e instituciones que se unen al reciclaje responsable apoyando la acción de Responsabilidad Social Corporativa de sus centros de trabajo. La acción se llevará a cabo entre finales del mes de noviembre y mediados de enero.

La #GreenLeague ha creado una liga no competitiva de empresas e instituciones que a través de sus centros de trabajo se unen al reciclaje responsable

La Fundación Ecolec pretende que en esta tercera edición de la #GreenLeague se difundan las ventajas y la importancia de reciclar apararos eléctricos y electrónicos para el medio ambiente una vez que estos quedan inservibles en los centros de trabajo además de generar una actividad de RSC en empresas e instituciones ligada a la economía circular y la gestión de RAEE. Como siempre también queremos incrementar la concienciación ciudadana sobre la correcta gestión de RAEE en general y de los puntos de recogida existentes (puntos limpios y distribución) en particular.

En esta tercera edición habrá algunas novedades respecto a las dos anteriores. Debido a la crisis sanitaria desatada por la COVID19 se eliminará la presencialidad de los informadores de Fundación Ecolec en los centros de trabajo participantes.

Estos puntos informativos y sesiones formativas serán sustituidos por pequeñas 'píldoras informativas' con conceptos básicos sobre el reciclaje de RAEE, que estarán disponibles en esta misma web en este enlace. Además todos los participantes recibirán vídeo-formaciones en materia de RAEE con uno de nuestros informadores ambientales.

Ver las píldoras informativas

Además, debido a la excepcional situación de crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, desde Fundación Ecolec hacemos una clara apuesta por ayudar a los que más lo necesitan. De este modo los empleados, además de formarse en el reciclaje de RAEE, contribuirán con sus viejos aparatos eléctricos y electrónicos a donar kilos de comida al Banco de Alimentos. De esta forma por cada kilo de RAEE recogido se donará un kilo de comida a dicha organización.

La importancia y el valor de reciclaje de RAEE

De esta forma desde la Fundación Ecolec se pone en valor la importancia del reciclaje de RAEE para el medio ambiente en particular y para la vida en general ya que un correcto tratamiento de estos evita efectos nocivos para la salud además de un impacto visual negativo ya que uno de los objetivos de la Fundación Ecolec es que se depositen en los lugares aptos para ello, como los establecimientos adheridos a la campaña o los puntos habilitados por las diferentes administraciones públicas. Hay que tener en cuenta que una vez que los aparatos eléctricos y electrónicos quedan inservibles guardarlos en un cajón o amontonarlos en un trastero no tiene valor alguno. Sin embargo, es importantísima la función que cumplen cuando se reciclan, ya que pueden disfrutar de una nueva vida, llegando a reutilizarse hasta el 99% de sus piezas.

Todos los electrodomésticos están fabricados con materias primas obtenidas del medio ambiente, muchas de ellas no renovables. Sin embargo, a través del reciclaje, materiales como el cobre o el aluminio, pueden ser reutilizados en otros nuevos productos. De este modo, se contribuye a darles una nueva vida y a la preservación de los mismos, evitando el daño medioambiental que se produce en la extracción de estos materiales necesarios, y un ahorro de energía. Hasta un 70% de un aparato puede transformarse en materias primas aprovechables, un porcentaje bastante alto para dar vida y no restarla al medio ambiente.

Compartir: